Historia de mi Fetiche

Cuando tenia unos 10 anos de edad aproximadamente, mis padres contrataron una empleada domestica muy bonita de unos 22 anos. Ella era muy querida y tenia un cuerpo perfecto, como no le gustaba vestirse con uniforme, Se vestia con leguins y blusas bien forradas al cuerpo, yo me deleitaba mirandola, tenia un cuerpo espectacular.

Un dia que no habia nadie en la casa, fui a su cuarto a charlar con ella, estaba recostada en la cama leyendo una revista de chismes de actores, etc. Me sente en su cama y le pregunte que leia, me mostro y me quede a su lado mirando con ella la revista, ella opinaba diferentes cosas de lo que leia y en algun momento aparecio una modelo bien buena y ella comento que estaba muy linda, yo le dije, que a mi me parecia mucho mas bonita ella, me miro con cara de picara y se rio, seguimos asi un ratoy en algun momento me anime y le dije que me encaba como se le veia su ropa y que me imaginaba que esa tela seria super suave, ella me respondio que le gustaba mucho vestirse asi y que por momentos sentia que andaba desnuda con esas prendas pegadas a su cuerpo. Le pregunte si podia tocar su blusa y ella accedio, cunado lo hice experimente como una corriente que recorria todo mi cuerpo, estaba super exitado, le dije que se sentia super suave y ella me dijo que no fuera timido y que le tocara los senos, en cuanto lo hice, note que no tenia nada por debajo de la blusa y se le pararon los pesones, yo seguia acariciandoselos con ambas manos y ella empezo a calentarse mucho y mientras yo la acariciaba ella llevo su mano entre sus piernas por ensima de sus legguins y comenzo a masturbarse y a retorcerse toda; mi ereccion era incontenible y parecia que se me iba a romper el pantalon, se levanto su blusa y me dijo que le pasara la lengua por sus senos y pesones, asi seguimos un rato hasta que finalmente hizo un suspiro de satifaccion y paro. Aunque en ese momento no lo entendia, ovbiamente habia llegado a su climax.

La sensacion de tocar esa prenda me fascino y no pude contenerme, queria volver a sentirlo, no hacia sino pensar en sus prendas y queria repetir nuevamente esa experiencia. Un dia que ella no estaba en la habitacion entre y le robe una blusa y luego me fui a mi bano y me desnude y comence a pasarmela por todo mi cuerpo, era una sensacion tan suave y placentera que en seguida tuve una ereccion y me empece a frotar con la blusa hasta que llegue, senti que veia estrellas. Cogi la blusa y la escondi en mi closet; al otro dia, cuando llegue del colegio, fui a buscar mi trofeo porque queria repetir y ya no estaba, busque bien y efectivamente no estaba. Despues de almorzar, por la tarde, fui al cuarto de Alejandra (mi empleada), como ya lo hacia en muchas oportunidades y jugaba con ella y cuando entre me miro de forma muy picara y complice y me pregunto si se me habia perdido algo y me mostro la blusa; me puse de todos los colores y me dijo que la proxima vez que quisiera algo se lo pidiera y me pregunto porque la habia cogido y que habia hecho; con mucha verguenza le conte y me dijo que queria ver asi que me desnude y ella saco de su closet varias prendas de lycra y me las tiro ensima del cuerpo y comenzo a acariciarme con ellas, me dijo que hiciera lo que habia hecho a escondidas y empece a masturbarme y acariciarme todo el cuerpo con sus lycras, ella me miraba y empezo tambien a tocarse y masturbarse hasta que ambos llegamos. Luego de eso, ella me dijo que cuando quisiera, me metiera en su cuarto y cogiera sus prendas y jugara, que no le robara nada, que ella ya sabia lo que me gustaba y no tenia que ocultarle nada. 

Llegamos a ser muy amigos y complices y aunque no lo sabia, se fue volviendo una obsesion, con el tiempo no solo me frotaba y masturbaba sino que tambien empece a ponerme su ropa, para ella era como si fuera una mascota con quien jugar y hasta me compro algunas prendas de mi medida. Era como su amiga y confidente, a veces me decia que me pusiera unos leguins y una blusa, me ponia el pantalon y una camisa por encima y saliamos a caminar a una plaza o ibamos a hacer los mandados de la casa. La sensacion de estar haciendo algo prohibido pero con su complicidad era estupenda.

Morboseamos mucho, fuimos buenos amigos pero jamas tuvimos relaciones sexuales, jamas la penetre, no se porque pero asi fue. 

Con el tiempo, ella se fue y me dejo esa experiencia que nunca pude olvidar o superar. Por anos deje de hacer eso y segui mi vida normalmente, eso quedo como una experiencia muy bonita y continue normalmente por mi vida haciendo lo que hacen todos los ninos de mi edad. Con el tiempo me di cuenta que esa experiencia me marco y volvio con mas fuerza, pero eso es otra historia que ya les contare.

 

Comparte tu Historia

Al igual que yo, muchos tenemos una historia de nuestro fetiche o experiencia que haz tenido similar o diferente a la mia que te gustaria contar y me encantaria escuchar.

Enviame a mi correo tu nombre e historia y la publicare para que otros la lean. hombre_lycra_colombia@hotmail.com

Puede ser una historia, lo que te gusta hacer, lo que te gusta ponerte, con quien lo compartes, lo haces en la intimidad, a que sitios vas, donde compras tus prendas, cualquier cosa que quieras contar o compartir con los demas.

Enviamela